Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Sobre Lorraine

  • : Leer es saber
  • Leer es saber
  • : Espero que este blog se convierta poco a poco en una fuente de saber donde compartir y aprender.
  • Contacto

Buscar

Una ayuda para que este blog siga funcionando

El producto requiere esfuerzo y tiempo. Dedica unos minutos a mirar los anuncios de la página, clica en ellos y manten esa página abierta 30 segundos. Me ayudarás y, con la ayuda de todos, haremos que este blog siga adelante.

PÁGINAS RECOMENDADAS

12 diciembre 2011 1 12 /12 /diciembre /2011 12:11

CALDO-DE-POLLO.jpgAunque sea muy cómodo comprarlo hecho, hacer el caldo en casa puede salir más barato si se aprovecha todo lo que se le eche en él y, además, se puede congelar (-21ºC) en recipientes herméticos y usarlo incluso semanas después.

Dif.: 5/10     Tiempo de preparación y cocción: 2 o 3 horas

Ingredientes*: 1 nabo, 1 chirivía, 3 zanahorias, un puerro, un par de patatas medianas, un par de ramitas de apio verde, una rodaja de calabaza pelada, sal, un trozo pequeño de costilla de ternera, medio pollo mediano eviscerado, un cuarto de gallina, un trozo pequeño de ternera para el caldo (o una bola mediana de carne picada de ternera) y un hueso de ternera (de la rodilla, por ejemplo). Si apetece un caldo más fuerte, se puede agregar un taco mediano de jamón serrano.

Preparación

Echa mano de una olla normal (15-20 litros) lo bastante grande como para que quepan todos los ingredientes y agua (como mínimo cinco o seis litros, aunque iremos añadiendo a medida que se vaya evaporando). Necesitarás también una tapadera, aunque siempre dejaremos una pequeña abertura para no tapar por completo la olla.

   Pela las verduras, lava el pollo y la carne para deshacerte de los restos de sangre que puedan tener y mételo todo en la olla. Ahora que tienes todos los ingredientes dentro de la olla (no te pases con la sal que luego puedes corregir el gusto al final), agrega el agua y ponla a fuego lento durante, como mínimo, un par de horas.

   Cada cuarto de hora más o menos, mueve cuidadosamente el contenido de la olla y, cuando comience a tener consistencia, prueba y corrige la sal al gusto, aunque normalmente es mejor esperar hasta el final. Recuerda añadir agua, si ves que se ha evaporado demasiada, cada vez que remuevas el caldo.

   Más o menos después de dos horas de cocción, ya puedes pasar a preparar los recipientes (mejor con tapa) que necesites para guardarlo (yo lleno dos de dos litros y me sobra un poco). Coloca el escurridor sobre el recipiente y vierte con cuidado el caldo hasta llenarlo (no del todo que si decides congelarlo crece y puede rasgarse el recipiente). Si quieres, puedes apartar los trozos más grandes de carne y verduras con una espumadera para evitar salpicarlo todo.

   Finalmente, corrige la sal al gusto (los hay que incluso ponen pimienta) y ya tienes a punto tu caldo casero. Cuando vayas a usarlo, sólo tienes que meter el cubito de caldo en la olla y poner el fuego a tope para que se derrita; eso sí, una vez descongelado, debes consumirlo o tirarlo porque no se puede volver a congelar (se pondría malo). Usa recipientes pequeños si quieres. ¡Disfrútalo!

Consejos de cocina:

 

Ingredientes del caldo: no existe una cantidad exacta de cada ingrediente pero deberían salir unos 3 litros de caldo de esta receta; y debo decir que es imposible que salga siempre igual. Unas veces tendrá más carne, otras verdura, etc.

Compartir este post

Repost 0
Published by Lorraine - en Recetas
Comenta este artículo

Comentarios

Un blog se alimenta de tus comentarios

comentarios.jpg